fbpx
si bemol

Como se hizo… «Si bemol»

“ Si Bemol “ Playa Meròn,San Vicente de la Barquera,Cantabria . ND 1.8 + ND Grad 0.9 + Pola + Trípode + Disparador 16mm ,f/10 ,75,5s ,ISO 100
“ Si Bemol “ Playa Meròn,San Vicente de la Barquera,Cantabria . ND 1.8 + ND Grad 0.9 + Pola + Trípode + Disparador 16mm ,f/10 ,75,5s ,ISO 100

 

Estaba siendo un verano gris por el norte , muchos días de brumas casi opacas y días tristones sin color .

Aquella tarde empezó como una más, acostumbrada ya a los ocasos anodinos día tras día, pero acabó con una especie de premio a la constancia.

La playa estaba en bajamar, sin rocas donde llegara el agua para disfrutar de su divertido vaivén jugando con la velocidad y capturando sedas con cada ola. Toda la arena pisoteada por el incansable ir y venir de los paseantes .Nada que ver con las maravillosas playas desiertas del invierno .

Unos minutos después de esconderse el sol, cuando ya casi estás pensando en recoger el equipo, un nubarrón de aspecto amenazante comenzó a coger un intenso color, una vez más volví a notar esa emoción que se siente cuando se vuelve a presenciar los colores que nos regala el cielo y se te pone una sonrisilla en la boca mientras la belleza y la grandiosidad de lo que estás viendo te va abduciendo y te mantiene por unos minutos en otro mundo paralelo.

Me acerqué al agua donde las olas iban limpiando las pisadas cuando venían y donde podía aprovechar el reflejo en la arena mojada cuando marchaban .

A falta de otros apoyos opté por el factor humano como elemento compositivo ,programé el disparo a 10 segundos, puse en modo bulb y me introduje corriendo entre las líneas en ese pentagrama imaginario que dibujaron las nubes paralelas al horizonte y permanecí estática 75 segundos disfrutando del panorama que se me regalaba y de la melodía que componían las olas y el viento, intentando ser una nota más de aquella partitura.

Volví a correr de vuelta cuando estimé que la exposición podía ser la adecuada,esta vez paralela y pegada al agua ,dando un rodeo hasta llegar a apagar el disparo para que las huellas las borrara el agua ,dejando así marcadas en la arena sólo las pisadas de ida .

Fue la última foto del día, el resto del tiempo hasta que oscureció y vino la noche, lo pasé disfrutando del momento inmersa en los colores y las luces cambiantes que por fin habían hecho acto de presencia después de una larga espera .

Nos vemos en el próximo artículo.

Saludos!

Podéis seguirme en Facebook o instagram.

 

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad