fbpx
consejos revelado carrete digital

Conseguir un buen revelado en 10 pasos

Hoy traemos a nuestro podcast audiovisual a Fernando Sánchez que nos desvelará cuales son sus 10 pasos para conseguir un buen revelado.

Colaborador y amigo nuestro desde hace muchísimos tiempo Fernando nos acompaña de vez en cuando para compartir con nosotros todo su conocimiento y sabiduría.

Fernando es uno de los redactores de la prestigiosa página Xataka Foto, dedicada a explicar y comentar todo lo que sucede alrededor del mundo fotográfico, noticias, novedades, análisis de equipo… supongo que ya la conoces.

 

 

10 pasos para conseguir un buen revelado

La idea de realizar un podcast con esta temática surge a raíz del interés que suscitan estas pautas entre los alumnos de Fernando durante los cursos que imparte habitualmente en Madrid.

Las personas necesitamos unas directrices para ir quemando etapas hasta llegar a un objetivo.

En este caso, las pautas o directrices son los pasos que os vamos a explicar a continuación y que puedes realizarlos con cualquier programa de edición y el objetivo sería conseguir una fotografía bien revelada y preparada para compartir, imprimir o para un revelado más a fondo en Photoshop.

¡¡Vamos con esos 10 pasos para conseguir un buen revelado!!

1.- Ver la fotografía

El paso más obvio y el más importante de los pasos que veremos hoy, con este visionado veremos las virtudes y los defectos de nuestra fotografía. Sus puntos fuertes y que es lo que debemos mejorar (encuadre, color, exceso o falta de luz…)

Hay que tener claro hacia donde queremos dirigir la fotografía para saber qué y cómo debemos hacer.

2.- Entender el histograma

Mediante el histograma descubriremos que grado de sobre o subexposición tenemos, si le falta o sobra contraste y que margen de mejora tenemos.

Este es uno de los pasos más importante para conseguir un buen revelado así que has de entender bien qué es el histograma y que nos cuenta.

Mientras más cerca del extremo derecho significa que tenemos mucha información con la que poder trabajar y podremos mantener más detalle de la foto.

Si no llega habrá ruido al intentar subir luces.

Si tenemos toda la información en los extremos esto nos estará diciendo que estamos ante una fotografía muy contrastada y por lo contrario si toda la información está centrada carecerá del mismo .

Si tenemos claro en qué situación nos encontramos, será más sencillo determinar los pasos que debemos tomar a continuación.

3.- Corregir los problemas ópticos del objetivo

Todos los objetivos que tenemos provocan alguna aberración: distorsión, viñeteado…

Corregir este aspecto era bastante complicado hace años aunque ahora es bastante sencillo hacerlo con tan sólo un click en cualquier programa de Adobe o de la misma marca.

Es un paso sencillo y que no nos debemos saltar si no queremos perder nitidez y que el histograma sea fiel a la realidad final.

También es el momento de clonar esas pequeña manchas de polvo que se hayan podido colar en el sensor.

Por cierto, existen algunas precauciones que puedes adoptar para evitar estas motas, hace tiempo te lo explicamos en un vídeo que puedes ver aquí.

4.- Reencuadrar la fotografía

En el momento de la toma siempre hay algo que se nos cuela en el lateral del encuadre o un horizonte caído… prácticamente siempre es necesario reencuadrar la fotografía para representar de una forma más eficiente lo que queríamos expresar.

Es una forma de mejorar lo que ya tenemos, no lo estamos transformando por lo que considero que es algo lícito.

5.- Compensar las dominantes de color

Es el momento de equilibrar el balance de blancos, si disparamos en Raw es aconsejable hacerlo con el balance de blancos en automático para poder corregirlo en la edición de una forma muy sencilla.

La historia cambia si introducimos una luz con una tonalidad de color diferente en la escena, en ese caso es mejor calcular ese balance en el momento para no tener que editar el balance por zonas en el momento de la edición fotográfica.

6.- Luminosidad

Conseguir un buen revelado es entender la luz, así que es el momento de decidir si queremos una fotografía más oscura o más clara, o la dejamos tal cual está, mediante la herramienta de EXPOSICION, en algunos programas BRILLO.

Este punto va a gustos, hay a quien le gusta las fotos más claras y a quien le guste más oscuras, a veces es un buen punto representativo de nuestro estilo fotográfico.

7.- Contraste

Tenemos varias formas de controlar este aspecto a la hora de editar la fotografía, mediante el control CONTRASTE, a través de las CURVAS o los NIVELES, lo esencial es entender el funcionamiento del histograma para entender hasta cuando podemos forzar la gráfica y conseguir el contraste que queremos.

Al subir el contraste conseguimos más saturación de los colores y la imagen da la sensacióin de estar más enfocada. Con un contraste alto la imagen tiene ás fuerza y carácter.

8.- Ajustar el lado derecho del histograma

En la fotografía buscamos dirigir la mirada del espectador hacía el punto donde nos interese, si en la imagen tenemos puntos sobreexpuestos serán puntos que destacarán sobre el resto.

A través de las herramientas BLANCOS y ALTAS LUCES podremos ajustar los valores de blanco y los tonos de gris que queremos representar como blancos.

Dependerá de nuestros gustos.

9- Ajustar el lado izquierdo del histograma

Nuestro objetivo en esta zona izquierda del histograma, grises oscuros, es buscar tener al menos detalles de un negro absoluto para tener todo el rango dinámico de la fotografía al completo, desde las sombras hasta las luces, editadas en el punto anterior.

Las herramientas para arreglar este aspecto son NEGROS Y SOMBRAS.

10.- Aumentar la acutancia

La zona media del histograma es muy importante para conseguir una mayor sensación de nitidez mediante las CURVAS, pero tenemos la herramienta de CLARIDAD que permite controlar el microcontraste y conseguir esa sensación.

Esta herramienta es muy golosa y se nos puede ir el dedo, el secreto está en ajustarlo hasta que veamos que el histograma empieza a cambiar.

 

Y hasta aquí estos 10 pasos que nos van a permitir conseguir un buen revelado, tener una fotografía preparada para revelar o terminarla en Photoshop.

Las diferencias pueden parecer sutiles pero son suficientes para distinguir una buena fotografía de una fotografía fantástica.

Márcate estas 10 pautas como una rutina a la hora de empezar a editar tus fotografías y verás como acabarás automatizando esta acción y mejorándolas considerablemente.

¿Cuáles son los pasos que utilizas tú para conseguir un buen revelado?

¿Coinciden con éstos?

Comenta tus dudas en la entrada y comparte este artículo con tus amigos o compañeros a los que pienses que pueda ser de utilidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad