fbpx
en 1304 palabras planificar la sesion de fotos ¿es necesario

EN 1304 PALABRAS: Planificar la sesión de fotos ¿es necesario?

Practicar la fotografía tiene que ser algo divertido, motivador y que nos llene. No me considero una persona introvertida pero cuando he de realizar una sesión me siento más segura si antes realizo un ejercicio de planificar la sesión de fotos, y me preguntaba, ¿es necesario?. 

Al principio era algo que hacia un poco al tuntún… he visto está foto y me gusta esa pose quizás podría probarla. Veía un pañuelo que podría servir para hacer lo que yo quería…. Y, poco a poco, empecé a crear una ruta de trabajo para cuando quería realizar una sesión.

andy pared 2

Así que a la pregunta ¿se ha de planificar una sesión de fotos? Para mí sí, siempre. No vale llegar a una playa en bikini o con el short y liarse a hacer fotos sin sentido. Para mí eso es un día de playa no es una sesión de fotografía. ¿Cuál es el objetivo de esa sesión? ¿qué sensaciones quieres crear? El objetivo viene antes de la sesión no después cuando las descargas en el ordenador.

Como Ouka Leele decía, “La fotografía no es tan fácil como se piensa a veces la gente. Cuando te piden una foto, te exigen mucha prisa, piensan que es disparar y ya. Una buena foto requiere muchísimo tiempo, para mí es como el rodaje de una escena de una película.”

Cuando una persona contacta conmigo siempre le hago las mismas preguntas. ¿Qué tipo de fotos quieres? ¿dónde te gustaría hacerlas? ¿Para qué quieres esas fotos? Y  a partir de ahí se define el objetivo de la foto. Entonces puedes asesorar a la persona para que realmente obtenga las fotos que desea.

11

Hace poco una chica contacto conmigo para hacerle una sesión de fotos porque había visto mi trabajo y le  había encantado.  Bien, yo agradecida por sus comentarios. Entonces le hice mis típicas preguntas.

Cuando me explico para qué necesitaba ella sus fotos (promocionar un libro ) me quede parada porque su idea era tener fotos y a raíz de ello hacer los textos. Y claro chocaban nuestros métodos porque yo necesitaba sus textos para saber qué tipo de fotos hacerle.

Ella me decía algo en el campo, algo de yoga… Y yo le explicaba sí si entiendo tu idea pero tú quieres mostrar una sensación o emoción con tu foto y texto y  no sirve cualquier pose de yoga en la playa o corriendo por la montaña. Tienes que crear esa sensación para que en la foto se vea reflejada.

Está chica además se había hecho sesiones con algún otro fotógrafo que seguía métodos totalmente diferentes a los míos. Ambos respetables claro está.

Solía quedar con ese fotógrafo a cualquier hora del día fueran las doce o las ocho y entonces hacían las fotos. Ahí chocaba otra vez mi método.

31

Tuve que volver a explicarle que yo no funcionaba así que yo dependiendo de las tomas que quería hacer quedaba a una hora concreta. Siguiendo el ejemplo simple del yoga si  ella quería una buena foto de yoga en la playa no voy a ir a las doce del mediodía en verano. Le propondría un amanecer, un atardecer… dependiendo de la idea de foto que tenga. Me sorprendió que no se lo hubiera planteado así.

Así que sí, se planifica la hora de la sesión dependiendo del objetivo.

Otro punto a planificar es dónde realizar la sesión. A mí personalmente no me gusta repetir sitio pero si es cierto que tengo algunas zonas que me pide la gente y que ya se han convertido casi casi en mi propio estudio en la naturaleza.

Tengo controlado por donde sale el sol, donde se pone, hora, los matices que hace de luz, cuando se crea esa atmósfera de hora dorada…. Aun así intento no quedarme en la zona de confort y jugar con zonas diferentes dentro del mismo sitio.

Me encanta cuando la gente me descubre sitios nuevos. A los que siempre, siempre, siempre voy antes del día de la sesión para ver cómo es el sitio, cómo es la luz, etc… inclusive pienso en qué punto exacto haré las diferentes tomas (aquí sentada, aquí mirando las flores, etc…).

Siguiendo con el ejemplo de esta chica que parece que me llamará para ilustrar este artículo. Uno de los libros que tiene escrito todas las fotos que salen en él están hechas en la playa. Como fotógrafa me resulta raro que un libro de autoayuda todas las fotos sean de playa. Porque si la persona que lo lee no le gusta la playa, todas son de playa!

25

Entiendo que en el día a día se dan muchas situaciones en las que hacer fotos que ilustren como mejorar tu vida. Yo no me identifico todo el día frente al mar… y  o el libro es muy bueno o ya hay un punto que me echaría para atrás.

Este punto no se lo planteo la chica  y al coméntarselo me dijo que tenía razón que podía perder una parte de público. Así que volvimos a chocar con mi método y le propuse planificar fotos según el texto en un momento conveniente del día y jugando con diferentes localizaciones. Así que planificar la localización también es importante y depende del momento que quedemos.

Y otro de los puntos que yo suelo planificar son los colores de la sesión. Me gusta mucho jugar con la teoría del color y hacer sesiones con colores complementarios o con la misma gama de colores, etc. El color a parte de la localización lo trabajo con la ropa de la persona. Ya que no es lo mismo hacer una sesión en el campo con ropa verde que con ropa azul y blanca y a rallas. Desentonaría un poco.

En cambio el azul y las rallas quedan bien en una sesión de playa. Son ejemplos básicos pero para que os hagáis una idea sencilla.

ana 29s

También planifico el  posible atrezzo que necesitaré (de este punto hablaré en otro artículo) pero es importante tenerlo en cuenta desde un bote para hacer pompas de jabón hasta flores o gafas de sol… todo vale. Recuerdo una sesión en una fábrica abandonada en la que me lleve una cadena de anillas gruesas y atamos las manos de la chica por detrás haciéndole una toma desde atrás. Una vez más esa toma estaba planificada.

Y con todo ello durante la semana voy pensando en posibles poses jugando con las manos, los brazos, la mirada… y lo dibujo de forma sencilla como boceto para tener 25 posibles fotos válidas sobre el objetivo. Con el tiempo y práctica hay poses que ya te salen solas y las integras casi sin pensarlo porque sabes que funcionará bien.

También es interesante desmarcarse un poco de las poses que todos podemos hacer.. darle un toque original.

Muchas de las veces comento la sesión con dos o tres personas que me dan sus ideas sus puntos de vista e incluso al ser fotógrafos me dan una posible pose o juego de luz que yo no me había planteado. Me gusta mucho compartir mis ideas con otras personas porque crecen  y eso siempre es bueno. Encontrar un fotógrafo o a veces un simple amigo que capta tu idea y te la complementa a la perfección hace que la sesión sea más potente.

Sobre este último punto no pensé ni  nombrárselo a la chica del ejemplo.  La idea de su proyecto la verdad es que me interesaba pero no veía para nada factible seguir la forma de trabajo que ella me proponía. Y no voy a cambiar mi método y mi forma de tomar fotografías por algo que son dar pasos atrás. No merece la pena. Así que hice uso de yo no hago este tipo de fotografía así.  Y para los que queráis saber el final: está pendiente de llamarme, ¿lo hara? Hagamos apuestas?

Conclusión si queréis aprender a hacer buenas fotos: aprender bien la técnica y  planificar bien las sesiones que queréis hacer.  La modelo lo agradecerá, vuestras fotos serán mejores y vosotros os sentiréis más orgullosos de vuestro trabajo.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad

Descarga la guía gratis con 75 consejos para mejorar tus fotografías

Y únete a la gran familia de Carreteros que amamos la fotografía