fbpx

La fotografía de boda: Las fotos de exteriores

En esta entrada vamos a hablar de una de las partes más bonitas, desde el punto de vista de la fotografía, del día de la boda. Las fotos que hacemos desde que termina la ceremonia hasta que comienza el cóctel o el banquete. La fotografía de boda: las fotos de exteriores.

Si te perdiste la anterior entrada en la que te hablé de la fotografía de boda durante la ceremonia, aquí puedes leerla.

Son las fotos que más describen el estilo de la boda, en las que el fotógrafo puede expresar, en mayor medida, su creatividad.

La fotografía de boda: las fotos de exteriores.

¿Cuándo?

Después de la ceremonia, y una vez realizadas las fotos de grupos, el fotógrafo acompaña a la pareja para tomar unas fotografías. Depende de la predisposición de los novios, estaremos más o menos tiempo. De tal manera que te puedes encontrar, como fotógrafo social, alguno de los siguientes casos:

  • Hay parejas que disfrutan haciéndose fotos. Deciden dedicarle suficiente tiempo y no llegan al cóctel hasta que éste ya ha comenzado. En estas bodas podemos desarrollar nuestra creatividad y obtener unos resultados más artísticos.
  • Hay parejas que sólo nos piden «cuatro» fotos de recuerdo, porque no quieren perderse ni un sólo minuto del cóctel. Si te encuentras en una boda de estas características, evita hacer las fotos de los novios en el mismo lugar donde se realice el cóctel. Por mi propia experiencia como fotógrafo, te encontrarás que los propios invitados se acercarán hasta los novios y será imposible tomar las fotos. Así que, a pesar de la limitación de tiempo y localización que nos pueda imponer la pareja , intenta hacer esas «4 fotos» que te van a pedir para acabar pronto, lo más alejado que puedas de los invitados.
  • Parejas que no quieren fotos por diferentes razones como la de que quieran llegar al cóctel a la vez que los invitados o porque tengan reportaje de posboda y prefieran posponer estas fotos hasta ese día. Si te ves en esta situación, proponles que se hagan alguna foto, por lo menos 2 o 3. Piensa que el día de la posboda normalmente el ramo que lleva la novia es otro más simple (o no lo lleva) o incluso ya no pasa por la peluquería.

¿Dónde?

  • Si bien los novios tomarán la decisión final, es tu deber como fotógrafo explicarles las ventajas e inconvenientes de escoger una u otra localización. Generalmente en los sitios tranquilos, con poca gente, los novios se relajan. Esto se refleja en su cara, su sonrisa, mirada… Ellos son los protagonistas, por ello evita lugares con muchas personas que terminen apareciendo en las fotos y diluyendo la importancia de los novios.

¿Cómo?

  • Habla con ellos tranquilamente para ayudarles a que se relajen. Favorece un ambiente en el que interactúen entre ellos. Yo intento que no miren a la cámara. Es importante que hablen entre ellos, que se miren… sólo así, cuando se olvidan del fotógrafo, surgen las emociones que tendremos que captar con nuestra cámara. A mí personalmente no me gustan las fotos posadas. También evito poses forzadas o artificiales como poner a los novios a saltar o a correr, ¡que aún se sigue viendo! Las fotos de exteriores no son un teatro, son una expresión de amor en el día más feliz de de los novios.
La fotografía de boda: las fotos de exteriores.

¿Cuándo?

  • Ya hemos hablado de que esta parte del reportaje se hace entre la ceremonia y el cóctel (o entre la ceremonia y el banquete en algunas pocas ocasiones).
  • La hora viene determinada por la elección que los novios hicieron durante la planificación. En raras ocasiones la pareja escoge los mejores momentos del día, como una puesta de sol, para sus fotos de exteriores de boda. La realidad es que nos enfrentamos a los momentos de luz más dura del día. Si es tu caso, trata de suavizar la luz con recursos como un reflector, un flash de relleno o lo más sencillo, buscar la sombra para minimizar e incluso suprimir el gran contraste de luz que existe entre partes muy claras y partes muy oscuras.

Para concluir con esta aproximación a la fotografía de exteriores de boda, los siguientes consejos te pueden ayudar:

  • Los fondos naturales suelen dar muy buenos resultados. Aunque casi cualquier fondo es bueno, teniendo un buen control de la profundidad de campo.
    No olvides que los protagonistas son ellos y el fondo debe ser únicamente eso, un fondo que no les reste importancia, sino que enmarque.
  • Si contratas la boda cuando aún los novios no tienen cerrada la planificación de la ceremonia, habla con ellos de los horarios y explícales las ventajas escoger un horario o escoger otro para sus fotografías. A veces se dejan guiar por la persona que planifica los horarios del restaurante, y que se autodenomina «wedding planner» sólo por hacer eso.

Te puedes encontrar a veces (cada vez menos) novios que quieran hacer, en lugar de fotos emotivas donde se refleje su personalidad y amor, bonitas postales en las que ellos quedan sometidos a la grandiosidad del monumento, debajo del cual dos figuras, de pequeñas proporciones, posan para la posteridad. Cuando como fotógrafo me dan libertad creativa, busco las emociones y sentimientos de los novios, y no las postales. Pero ellos tienen la última palabra.

En la próxima entrada sobre fotografía de boda, hablaremos de la toma de fotografías durante el cóctel y banquete. ¡No te lo pierdas!

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad