fbpx
Ice Cream Party 4

La importancia de madrugar, despiértate pronto para disfrutar de la luz

A quien madruga dios le ayuda, aunque también dicen que no por mucho madrugar amanece más temprano, es cuestión de elegir la interpretación que más te interese. Aquí hemos venido a hablar de fotografía, verdad?, pues vamos a quedarnos con la primera afirmación como norma general.

No se si habrá un dios pendiente de la hora que te levantas, sinceramente, lo dudo mucho, lo que es seguro es que el sol sale siempre, madrugues o no, y es importante estar allí para captar esos primeros rayos, por una cuestión de calidad, la calidad de la luz es imprescindible para cualquier tipo de fotografía, paisaje, retrato, macro… y las mejores horas de luz son las primeras y las últimas del día, coincidiendo con la incidencia de la luz del sol en la tierra.

DSC9433

A primera hora del dia el sol incide de forma oblicua sobre la superficie de la tierra y durante las primeras horas del día el ángulo de incidencia va ascendiendo hasta llegar a ser cenital. En ese proceso, la luz del sol, incide de forma lateral creando unas sombras laterales que dan volumen a los objetos sobre los que actúa, con sombras largas y con algo de detalle, ya que la luz del sol aún no es muy dura. Además, si tenemos la suerte que algunas nubes nos matizan la luz del sol, esas sombras serán aún más suaves y dejarán entrever más detalles.

sin título 98 copia

Esa luz del amanecer, o atardecer, nos acompañará hasta que el sol alcance una altura considerable y actúe de forma cenital sobre los objetos o modelos, crando unas sombras cenitales y duras, dejando ver muy poco detalle en ella ya que la luz es muy dura.

En el caso de las personas se crea unas sombras duras y muy oscuras en las cuencas de los ojos y debajo de la nariz y cuello que no favorece nada a la persona fotografiada.

Esa «buena luz» nos acompañará durante más o menos tiempo dependiendo de la estación del año en la que nos encontremos. En invierno el sol tarda más tiempo en alcanzar el cénit y en incidir de forma más dura sobre los objetos. En cambio en verano parece subir de forma meteórica del horizonte a su punto más álgido.

DSC4590

Así que si necesitáis realizar una sesión fotográfica de retrato o de naturaleza la mejor hora sin duda alguna son la primera y última del día. A no ser que tu intención sea trabajar con flash, eso ya es otra historia de la que hablaremos otro día.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad