fbpx
razones porfolio fotografico web

5 razones por las que debes tener el porfolio fotográfico en tu web

¿Cuántos disparos realizas con tu cámara antes de conseguir el encuadre y la luz perfecta? Sí, estoy hablando de esa imagen que se merece formar parte de tu porfolio fotográfico, tu carta de presentación.

Y ahora, dime, después de todo ese esfuerzo, estudio y trabajo, ¿dónde cuelgas la selección de fotos que representa tu marca personal?

Voy a ponértelo fácil.

Hay muchas respuestas, pero sólo una es correcta:

Tu propia web.

¿Quieres saber por qué?

1. Trasmite profesionalidad

Puedes tener tus imágenes en Instagram, Facebook, 500px u otras plataformas… como cualquier persona aficionada a la fotografía.

Sin embargo, tú no eres un simple aficionado, ¿a que no? Tú eres un fotógrafo profesional que se gana la vida (o aspira a hacerlo) con sus imágenes.

Si quieres que tus futuros clientes te vean como un verdadero profesional, muestra tu porfolio en tu propia web. Demuestra que te tomas en serio tu trabajo fotográfico.

2. Preserva tu propiedad intelectual

Lamentablemente, hay personas que quieren apropiarse del trabajo a ajeno.

Una buena forma de luchar frente al robo de imágenes, es que el primer lugar donde aparezcan tu capturas sea en tu propia web. De esta forma, tendrás las de ganar frente a cualquier disputa relacionada con la propiedad de las fotografías (sin tener que recurrir al archivo RAW).

Este es el motivo por el cual, siempre recomiendo publicar tus fotos, primero en tu web y después compartirlas en las redes sociales.

3. Puedes mostrarlas como deseas

Una de las limitaciones más frustrantes a la hora de colgar fotografías en las redes sociales es que nunca consigues que se muestren como quieres.

Todas las plataformas aplican algoritmos de compresión de forma automática, y no puedes hacer nada al respecto.

Además, no controlas qué rodea a tu fotografía, es decir, la experiencia de usuario que acompaña a  tu trabajo.

Imagínate:

Esa imagen que te ha llevado horas capturar y revelar… junto a un anuncio de ¿detergentes, ofertas de zapatos,  la última superproducción cinematográfica u hoteles en la ‘conchinchina’?

En cambio, en tu página web, eres tú quien decide la calidad de la imagen, el fondo sobre el que se muestra, con qué otras fotografías comparte pantalla…

Mostrar tu porfolio fotográfico en tu propia web te otorga una oportunidad única de presentar tu trabajo de forma personal y alineada al 100% con su esencia.

4. Obtienes un impacto más potente y persistente

Cada vez que subes una imagen a una red social, ésta se comparte, recibe ‘likes’ o ‘thumbs up’, aparece en el ‘timeline’ de tus seguidores… para luego, pasado más o menos tiempo, caer en el olvido.

¿Cuántas veces has perdido la noción del tiempo en tu red social favorita? Con un movimiento de pulgar vas pasando anuncios, notificaciones, cambios de estado, recuerdos, noticias, opiniones, links compartidos… Sí, hasta que aparece un vídeo de gatitos, en el que haces clic… Ouch! 

¿Dónde quedan tus imágenes en este entorno fugaz?

Sin embargo, si además de relacionarte con tu seguidores a través de las redes, concentras tus mejores 10-15 fotografías en una misma página, tu porfolio fotográfico, el impacto que conseguirás en tus lectores será mayor.

Una selección tan curada dejará a tus visitas con ganas de más. Incluso podrás enlazar desde ella al resto de tus galerías. De esta forma, el lector profundizará en tu trabajo y no se perderá en el ruido de las redes sociales.

5. Facilitas que te contacten… y contraten

No pierdas de vista cuál es el principal objetivo de tu porfolio: que tus clientes te contacten. Así que, ¡pónselo fácil!

La probabilidad de que un cliente potencial se ponga en contacto contigo después de ver tu selección de mejores imágenes es mucho mayor si ya está navegando por tu web de fotografía.

Debido a esto, el apartado de contacto, uno de los imprescindibles en tu web, siempre debe estar bien a la vista en el menú princial.

El orden sería algo así:

  1. Compartes una fotografía en tus redes sociales, con un link a tu porfolio web.
  2. Tus seguidores quieren ver más, así que hacen clic en la imágen y visitan tu página.
  3. Cada una de las capturas de tu porfolio supera a la anterior, cautivándolos.
  4. ¿Cómo puedo contratar a este fotógrafo? Aquí mismo, aquí está el botón de contacto. 🙂

Conclusión

Como fotógrafo profesional, debes considerar tu porfolio fotográfico como tu carta de presentación.

¿Vas a mostrarla con una calidad y estructura inferior al valor real de tus imágenes?

De eso, nada. Eres tú quien debe tener el control total sobre la resolución y ambiente donde se muestra tu mejor obra, aquella que te representa como profesional. Y, para hacerlo, no hay lugar mejor que tu propia web de fotografía.

No subestimes el impacto que puedes conseguir mostrando sólo tus mejores fotografías con un diseño acorde a tu marca personal. Es la mejor manera de atraer a tu cliente ideal, aquél que se identifica con tu estilo.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad